miércoles, 15 de agosto de 2007

Introducción

Yo no quiero comerme ninguna ovejita, sin embargo actúo, y actué durante 22 años como un lobo disfrazado de ovejita. Los seres humanos tenemos una tendencia a querer esconder nuestro lado más oscuro. Siempre hay algo de nuestra persona que preferimos no mostrar a los demás, para parecer más lindos y buenos y que las personas nos acepten más fácilmente. Están los que proyectan imágenes levemente distorsionadas de sí mismos, y en el otro extremo, Yo, el lobo disfrazado de ovejita.

Para todos los perbertidos que hayan entrado al blog con la esperanza de encontrar las historias y fotos de sexo desenfrenado de una numeraria del opus.... lamento desilusionarlos, pasen al blog que sigue...

Lo único que van a encontrar acá es la historia de una personita del montón, un poco más antisocial autista y mentirosa que el montón, pero del montón al fin. En toda mi vida creo que tuve una sola relación satisfactoria con otro ser humano (por lo menos hasta el momento), y gran parte del éxito se debe a que esa persona conoce toooodo de mi.

Evidentemente, el problema no es el lobo sino el disfraz de ovejita...

4 comentarios:

Odd dijo...

Definitivamente no vine por aqui por algun motivo perverso... sino porque me visitaste... y pues me imagino que si ese motivo es perverso, es entonces motivo permitido. :)
Bienvenida, con disfraz, sin disfraz... o desnuda! (me toco poner eso!).
*hugs*

Ovejita dijo...

jaja. El nombre de lobo con piel de ovejita me parecía tierno pero también me sonaba a típico blog de nenita buena que se saca fotos en bolas y las pone en internet y se borra la cara con photoshop. O sea que lo de los perbertidos lo puse solo para no generar falsas expectativas... nada más...

Suerte!!!

El vengador anónimo dijo...

Conociendo por aquí, y como suelo hacer, empezar por el principio, pero ahora voy de salida, así que estaré por aquí seguido, y creo que este blog supera mis expectativas. ;) _Saludos.

Ovejita dijo...

Vengador anónimo: antes que nada... muy buen nick... Me interesaría mucho saber cuáles eran tus expectativas... y qué tanto se cumplieron... (Pd: si tu respuesta duele mejor, ando necesitando críticas constructivas)