sábado, 12 de enero de 2008

Muñequita

Si pensaban que mi bella y disfuncional familia se limitaba a mi abuela quejosa, mi mamá histérica, mi papá autista y mi hermana suicida... SE EQUIVOCAAAAN!. Todavía quedan muchos personajes por presentar. Hoy vamos a centrarnos en mi abuelito. Mi abuelito materno.

Todo empezó bastante bien. Cuando era chica lo adoraba. Él siempre jugaba conmigo. Pero jugaba en serio. No como esas personas que simplemente me sonreían y acariciaban para quedar bien con mis padres. Siempre le rogaba que se quedara a dormir en casa. Y él muchas veces aceptaba.

Fueron años felices. Me llevaba a la plaza, me hamacaba más alto que nadie, dibujábamos juntos, jugábamos a la casita robada, me dejaba que lo maquille... Él me decía "muñequita". Yo era su favorita, cosa que al principio era halagadora pero con el tiempo se fue volviendo arbitraria.

Empecé a razonar un poco y me di cuenta de que su favoritismo hacia a mí no respondía a ninguna razón a aparente. Me di cuenta que muchas de sus opiniones y actitudes no respondían a ninguna razón aparente.

A partir de cierta edad noté el sufrimiento que le causaba a mi mamá y a mi abuela. Empecé a juzgarlo como padre, como pareja (ex pareja en realidad). Noté que era autoritario, machista, y homofóbico.

Un día, jugando con mis crayones, se me ocurrió dibujar una esvástica. Porque desde chiquita me gustaba eso de andar provocando y revolviendo. Bien grandota la dibujé. Y fui y con mi mejor carita de pequeño demonio se la mostré a mi abuelito. Todo pensando que se iba a escandalizar.

Bueno no. Creo que me adora más desde ese día. Me dijo: "Muy bien, por fin alguien en la familia que salió a mí." Y bueno, así que tuve que agregar "neonazi" a la larga lista de características negativas de mi abuelito.

Lo irónico es que conmigo seguía siendo tan dulce, tierno y respetuoso como siempre.

La última vez que lo vi fue para año nuevo. Para navidad no lo vi. Siempre venía a casa. Este año no. Fue a la casa de una vecina. Porque está embarazada. Y está embarazada de un varón. Y eso hay que festejarlo. Y eso es más importante que estar con su hija. Porque su hija es mujer.

A las doce, nos paramos todos a saludarnos. Él ya no puede pararse. Se quedó mirándome. Esperándome. Ahí, sentado en su lugar. Llorando. Y cuando me acerqué me abrazó. Muy fuerte. Y con una enorme sonrisa y ojos brillosos me dijo: "¿Te acordás que yo te decía muñequita? Y vos siempre me contestabas: Yo no soy una muñeca. "

La moda y yo

No nos llevamos bien. Tenemos una relación tormentosa. Nos odiamos mutuamente la mayor parte del tiempo. Nos amamos de a ratos. Hay veces que siento que puedo vivir completamente al margen de ella. Pero más de una vez algún que otro vestido de Valentino me ha hecho dudar de mis convicciones. Es más, creo que voy a terminar casándome con ella. Las ironías de la vida...

Creo que por sobre todas las cosas NO NOS ENTENDEMOS. ¿Por qué no me puedo vestir de amarillo en invierno y de gris en verano? ¿Por qué mi mamá no se puede poner mi ropa? ¿Por qué no puedo seguir usando la ropa de la temporada pasada? ¿Por qué no puedo ponerme nada brilloso de día? ¿Por qué no puedo ir a un casamiento en ojotas? ¿Si a las ojotas les pego unas lentejuelas, sí las puedo llevar al casamiento?

Aaaaarrrggg, como si mi vida no tuviese suficientes complicaciones (como decidir con cuál de todos mis dedos rascarme el cachete izquierdo)(ya saben cuál cachete izquierdo)(por cierto, ¿nunca les conté que no sé distinguir bien la derecha de la izquierda?).

Y lo peor es que a mí mamá y mi hermana la moda les fascina. Y más les fascina jugar a vestirme como si fuera una barbi. Vestirme no es nada, la peor parte es cuando intentan adornarme como árbol navideño, queriendo colgarme tooodo lo que encuentran a su paso.

Y bueno, para resumir:

YO A LA MODA, ME LA PASO POR EL CULO

Y para demostrarlo les presento esta hermosísima creación, elaborada 100% en papel higiénico. (Pero no es papel higiénico cualquiera, es papel higiénico Scott con perritos impresos, doble hoja, y fibras de los mejores árboles seleccionados, regados con agua Perrier y meados por Paris Hilton).

Para las que enloquecieron con mi modelito, después les subo los moldes!

Este post está especielmente dedicado a Fire Tony, a quien le prometí hace como dos siglos sacarme esas fotos, a raíz de un post de él. Beso!

domingo, 6 de enero de 2008

La verdad y nada más que la verdad

ADVERTENCIA IMPORTANTE: Este post contiene muchas verdades incómodas. Su lectura está seriamente contraindicada para visitantes hipersensibles. La autora conoce perfectamente que esta advertencia no tendrá ninguna utilidad para el lector hipersensible, que de todos modos va a leer el post. Sin embargo no me hago responsable por las consecuencias que podría llegar a ocasionar.

Ud. ha decidido leer el post. Todavía está a tiempo de arrepentirse y volver sano y salvo a su bella y fantasiosa nube de pedos.

No es en broma. El post contiene verdades fuertes. En serio. Reconsidere su decisión de continuar leyendo.

Su tiempo de arrepentirse está por acabarse en 5;

4;

3;

2;

1;

Felicitaciones.

Empecemos.

Aclaración: No puse nombres para resguardar la privacidad ajena. Sin embargo creo que los destinatarios van a saber reconocerse. Ante cualquier duda escriba algún comentario agresivo exigiendo explicaciones.

  • El "puto" que bailaba con tu prima me atraía. Mucho. Hubo un momento en que él se quedó solo conmigo, acostado sobre mis piernas. Y yo empecé acariciarlo. E inmediatamente después pensé, "listo, él da otro paso más y ya está". No lo dio. (Ni yo tampoco. Aclaro. Por las dudas)
  • También bailé demasiado acarameladamente con un compañero de facultad en mi fiesta de fin de curso.
  • Me mostré semidesnuda por webcam. En una oportunidad estando genuinamente caliente.
  • Soñé con otra persona. Recurrentemente y estando despierta.
  • Me escapo de la gente. Por más que les jure y perjure que apenas me moleste algo se los voy a decir. Puede que así me sienta sinceramente en el momento de decirlo. Pero apenas me moleste algo voy a huir, y me van a importar muy poco todas las promesas que les haya hecho previamente.
  • Este fin de semana me quedé acá. No me fui a ningún lado. Y no te avisé, y para completarla salí con otro. Y estuvimos refregandonos contra paredes.
  • El que me estuvo apoyando antesdeayer, no es mi tipo. No le veo mucho futuro. Simplemente me calienta. Mucho. Esa cara, esa piel suave, esos labios, ese descaro, esa precisión para encontrar... Ves! ya me desconcentraste...
  • No soy virgen ni pudorosa ni virtuosa.
  • Las personas que necesitan drogarse o alcoholizarse para divertirse me parecen patéticas.
  • Hace dos meses y un par de días estoy obsesionada y/o enamorada y/o encajetada con una persona que vive lejos. Una persona a la que hace poco le escribí una carta (le escribí una carta a una sola persona, así que sí, sos vos). La verdad que me complicaste la vida, pero me gusta. Y no puedo dejar de pensarte, y de medir todo con vos. Y aunque trate de convencerme de que es todo una locura ilógica e infantil, no me sale. Qué mas puedo decirte. Te dedico esta canción.
  • Este post fue 50% intento descarado de autoredención e intento desesperado de subir el rating de mi blog. 50% Intento de desinteresado crecimiento personal. Porque un 50% de mi quiere mejorar como persona y considera que este es un buen primer paso para enderezar las cosas. El otro 50% simplemente quiere manipularte. Una vil estrategia de "yo estoy siendo sincera, y no hay nada que puedas objetarme."

Publicar este post fue mejor que hacer bungee jumping.

Perdón, me olvidaba...

  • Nunca hice bungee jumping y todavia no publiqué el post.

Delirios esquizoides

- Hey! ¿qué te pasa?

- Nada. Uno de esos días en que me odio a mí misma.

- Sí, ya sé. Te sentís dividida en dos.

- Si, así. Ves, vos me entendés mejor que nadie.

- Pero aún así me odiás.

- Bueno, a vos no. A mí.

- Somos la misma persona.

- Sí, pero ¿qué parte de que hoy me siento dividida no entendiste?

- Bueno, se ve que no te entiendo tan bien después de todo.

- No, y por eso te odio. Puta!

- La puta sos vos.

- Somos la misma persona.

- Me copiaste mi frase.

- No te la pude haber copiado porque... ¡¡¡Somos la misma persona!!!

- Me volviste a copiar la frase.