jueves, 29 de mayo de 2008

La parte bella

Si este blog me ayudó para algo fue para entender un poco más a mi familia. Para desenterrar de una vez todos esos viejos rencores, sacarlos afuera, dejarlos que se se evaporen. Hoy en día no sé si el tema sigue siendo una bola atascada en mi estómago. Tampoco sé si realmente terminé de digerirlo.

Me encantaría poder cerrar este tema diciendo que comprendí todo. Que ya me siento cómoda con mi familia. Me encantaría poder decirles que todo lo disfuncional ya quedó atrás y que ya todos somos felices. Pero las cosas no son tan sencillas. No sé si mi familia es feliz. No sé si algún día lo será. No sé todavía mucho de felicidad.

Lo que si sé es que ya estoy más tranquila que antes. No sé si podré solucionar algún día los conflictos de mi familia, pero alcancé ese estado de tranquilidad que me permite ver el problema desde otra perspectiva. Hoy me siento con fuerzas para ir enfrentando todo esto de a poco.

Y bueno... siempre les conté lo disfuncional, y nunca lo bello. Quizás los engañé un poco. Quizás lo disfuncional tenía más rating que lo bello. Pero bueno, ya no tiene mucho sentido el rating, así que he aquí la verdad:

Mi abuela me cocina todos los días. Me espera hasta la hora que sea. Espera a cada uno hasta la hora que sea. Prepara una comida especial para cada miembro de la familia. Limpia, lava, plancha, todo. Cuando mi mamá y mi papá se casaron y no tenían a dónde ir, ella les ofreció su casa. Cuando mi mamá tuvo que salir a trabajar porque no alcanzaba con el trabajo de mi papá, mi abuela se encargó de cuidarme. Dejó atrás su trabajo, sus proyectos, nos regaló todo su tiempo a mi hermana y a mí. Lo hizo, lo sigue haciendo.

Mi papá es una de las personas más graciosas que conozco. No importa qué tan cansado llegue, qué tan feo esté el día, él siempre tiene algo divertido que decir. Habría que darle un premio a la paciencia y a la perseverancia. Cada día intenta una y otra vez explicarle a mi abuela cómo se atiende el teléfono, que hay que escuchar las noticias completas, que nuestra comida le hace mal a los poodles... No se desquicia cuando mi mamá dice que todo lo que él ve por televisión es horrible. Creo que es el que menos cosas tiene. Al que menos gustos le dan. Y sin embargo él parece feliz. Parece tener claras las cosas que realmente importan.

Mi hermana es la que nos mantiene a todos unidos. Se esfuerza por entendernos a todos. Es la que saca los temas de conversación. Es la que primero sale a ver qué pasa cuando alguien está mal. Es la que se acuerda de todos los cumpleaños y va a comprar los regalos. Es la única que sigue luchando por llevarse bien con mi abuela. Es la que está ahí, para atender el teléfono, para abrir la puerta, para ir a pagar esa cuenta que venció. Es la que está ahí siempre.

Y mi mamá... Creo que nunca terminó de parirme. Hay veces que siento que sigo ahí, tan adentro de ella. Siento que ella renunciaría a lo que fuese por mi. Ella se desvive por mí, por demostrarme todos los días que soy tan importante para ella. Tiene una fuerza increíble. Es la que enfrenta todos los problemas de la casa. La que paga todo. La que arregla todo. Pasa todos los días 9 horas encerrada en una oficina donde nadie la valora. Vuelve y se dedica a su emprendimiento. Hay días que se queda hasta las 3 de la mañana cociendo y bordando. Y tampoco se pierde sus clases de salsa. Es envidiable la energía que tiene con sus 54 años para hacer todo lo que hace. Para tener el entusiasmo y la cantidad de proyectos que tiene.

Solo puedo decir que, pase lo que pase, y tengan los defectos que tengan, los amo a todos. No tengo nada que reprocharles. No tengo nada de qué quejarme. Realmente nada. Los quiero muchísimo, aunque no sepa muy bien cómo demostrárselo.

Yo soy lo que soy, y crezco todos los días un poquito gracias a este loco grupito de personitas. ¿Quién necesita familias funcionales, bellas, perfectas, equilibradas? ¿Quién crece en esas familias? ¿Quién aprende?

Amo a mi disfuncional familia. Y creo que sin querer, terminé de digerir el tema.

14 comentarios:

Khristopher dijo...

Familia que no tenga problemas o cosas raras, no existen, no son familias, yo poco o nada he hablado de mi familia, sería hablar de los miles de problemas enfrentados, de los que hay ahora, de tantas cosas, pero también sería decir lo bellos que son, todo lo que han hecho por mi, y uno no sé da cuenta, o no piensa en ello. Por algo la familia es la base de la sociedad, y es la que nos forma en primera instancia, por lo tanto estaremos enmarcados en ella lo queramos o no. No tengo pensado formar una, aunque tal vez haya tantas cosas de eso que me gustaría enfrentar, pero bueno hablar de todo esto sería demasiado extenso. ¿Cuándo es la hora cero de cierre?

Pame dijo...

Te quedó lindo el post, y sí, sacar las cosas buenas y malas suele ser una buena terapia para sentirse mejor.
Suerte!

Leo dijo...

Después te paso la cuenta de los honorarios por escuchar todos esos conflictos internos. :P

mrtnclzd dijo...

fue un placer haberte leido. conocido en letras. =/

por otro lado, me da mucho gusto verte crecer y saber que tu misma haces lo que crees correcto.

si alguna vez andas por mexico, creo que no soy el unico que te daria la bienvenida. =)

so long!

Manu dijo...

Aff queres una familias desfuncional..
proba con la mia La verdad no hay nadie en mi familia que no sea un poco loco. Es mas el menos loco es mi bisabuelo de 92 años mas o menos. Y es el unico que sabe a preciar a todos.
Pero es cierto una familia feliz no existe sino es en el tv. Porque la verdad si fueramos todos asi, ya no quedariasn humanos de tantos que quisieran suicidarse.

Uy y me falto es moñito:
La familia de otro te trata mejor que tu familia y mejor que a su familia.

Es una conclusion que saque hace mucho, cuando apenas tenia 8 añitos y mi familia ya era desfuncional, pero era familia...

Ay me acorde que me gustaba pensar en esa epoca!


al menos vos pudiste aprender a querer a tu familia, ami me falta un largo camino para eso (aunque no se si sea el camino para llegar a Mexico (se entiende no?¿))...

Fire_tony dijo...

A mí me cae muy bien mi familia y tiene de todo. Nunca he hecho post de eso porque no lo necesitan. Es bien chido querer a la familia.

Alexz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ursus Andinus dijo...

No existe una familia perfecta, y si lo hubiera sería tan estéril que no habría algo que mantenga a la familia unida....

A mi tmbn me encantan las disfuncionalidades de mi familia, lo que la une e identifica. Cada uno es loco a su manera, sólo que hay parámetros de funcionalidad y eso es lo que importa.

Es bueno que te sientas bien en tu familia y que pertenezcas a ella, es lo mejor que podemos tener al final del día: la familia...

Un abrazo desde la mitad del mundo

Calo dijo...

Tremendo desde a primera letra hatsa el ultimo punto,enternecedor y honesto,quizá la misma honestidad brutal de la que hablaba Calamaro.

Te quedo muy bien.

Salaudos.

capitanfla dijo...

Bueno, yo tengo que agradecerte que me hiciste sentir un poco menos solo en esto de las familias complicadas.
Al leerte entendía cada una te tus palabras, tal vez tus noches sin dormir, que también padecí yo.

Y en cierto sentido tal vez llegué a la comprensión de esos seres que son mis padres, que aunque intente comprender la causa de su comportamiento, el rebote de sus síntomas me sigue llegando.
Y todo esto me está sirviendo para compilar un gigantesco archivo que sirva para que mi familia, cuando la forme, sea distinta que esta que me tocó disfrutar y padecer.


Te mando un abrazo fuerte fuerte fuerte.

Gracias por estar.












¡Ahora síiii!

¡Más fotitos atrevidas y con el pelito mojadooooo!

briones dijo...

Ovejita (con tono de terapeuta de quinta)...lo que dices denota un gran avance, creo que hoy has dado un paso importante en la terapia y te felicito...tiiiiiin (alarma)
bueno se termino la sesion son 500 pesos por favor!



tu abuelita se lee como una dulsura de mujer!

y con problemas o no, creo que uno se acostumbra y eprende a lidiar, ademas de que se les ama!


saludos
besos^^

El LinceSagrado dijo...

"las familias felices son todas iguales, las infelices lo son, cada una a su manera"

Así empieza Ana Karenina, y es una frase que siempre me ha gustado, sobre todo con mi disfuncional familia, que, si bien, he encontrado algunas que intentan destronarla, aún sigue ostentando el título de la Familia Más Disfuncional que conozco.

Pero, en fin, aún cuando sigo llamando a la casa en donde vivo MADHOUSE, no le doy mucha mente al asunto, pues esa familia disfuncional y todo, es la responsable y actuante directa de que sea como soy. Con mis neurosis (numerosas) y mis genialidades (ausentes), con mis felicidades (recubiertas de chocolate) y mis instintos de prenderle fuego a la casa (ver felicidades).

Porque hey, la convivencia es la muestra más clara de como a pesar de las diferencias, la cosas, entre ellas las personalidades de la gente, no son blancas o negras, ni siquiera en los 256 tonos de gris. Es a todo color y sonido surround (c). Porque hacen parte de nuestra vida. Y aún cuando hay momentos en que queremos pensar que estaríamos mejor sin ellos, va a pasar que nos hagan falta, incluso para tener algo de que enojarnos, avergonzarnos, humillarnos, o esas hermosas y tiernas etcéteras que llenan nuestras relaciones familiares de sabor.

Ah, y para los que crean que tienen una familia más disfuncional que la mía, pues es posible y hasta probable, pero deben vencer los siguientes puntos:

1. Mi papá es mi tio.
2. Mi mamá es cachaca pero habla como costeña. Yo soy costeño pero hablo como cachaco.
3. Tres cuartas partes de mi familia ha intentado destruirse entre sí.
4. La esposa de mi papá, fue primero que mi mamá, mi papá nunca ha vivido con ella, pero aunque los dos viven en pueblos diferentes, yo vivo con ambos.
5. Mi segundo apellido, puede que tenga más de dos versiones.

Y créanme, es más dificil de explicar de lo que parece.

Pero los quiero mucho (a veces)y sé que me quieren a mí (solo mis padres, y un hermano) y estoy seguro que esta catarsis que ejerces escribiendo en el blog, libera tensiones que de otra manera afectaría aún más tus relaciones familiares. Recuerda siempre que no hay manera de saber que tan conflictivas son las otras familias, porque sencillamente, no son las tuyas.

Las familias felices, son todas iguales. Y todas las disfuncionales han sido felices porque son normales. Si no, empezaría a sospechar que fueron reemplazados por androides y/o cyborgs, programados para cultivar una nueva arma biológica, cuyos primeros conejillos de indias y/o pacientes 0 seríamos, el perro (toby, no tyson, que ese no se deja de nada) y yo.

A menos que...

capitanfla dijo...

¿Me vas a avisar si hacés un blog de otra clase?

No importa si no hay fotos atrevidas.



:)

Bose dijo...

Realmente es una familia funcional muy disfuncional, pero mmh..

Pero se que se quieren mucho, de verdad que me gusta tu familia...